Defendemos sus derechos frente a los Bancos

Las participaciones preferentes u obligaciones subordinadas son un instrumento similar a las acciones sin voto. Al adquirirlas usted entra en el capital de la entidad pero sin poder votar en la junta de accionistas. A cambio le ofrecen una remuneración algo más alta que al resto de los accionistas.

Son muy pocos los casos en los que se informó de la realidad del producto y de los riesgos que entrañaba para dichos preferentistas. La comercialización fue errónea porque se vendieron como producto seguro y líquido, y sin embargo, no lo eran. No era seguro porque el valor dependía de la solvencia de las entidades, en muchos casos más que dudosa. Y no era líquido porque no existía más mercado para ese producto que el interno: unos vendían y el banquero se lo colocaba a otro.

Salvo excepciones de clientes muy profesionales, en la mayoría de los casos se colocaron preferentes a personas que desconocían el riesgo que entrañaban. En la mayoría de los casos hubo abuso de confianza del banquero “de toda la vida”. El consentimiento estuvo viciado y por lo tanto, el contrato es nulo.

Afortunadamente el Estado de Derecho funciona y los jueces independientes están impartiendo justicia, dando a cada uno lo que le corresponde. La mayoría de los pleitos de afectados por preferentes se han ganado como consecuencia de la demostración de que la comercialización de dichos productos fue incorrecta existiendo, además, vicio en el consentimiento.

¿Es usted uno de los afectados por las participaciones preferentes?

Contacte con nuestro bufete

Despacho profesional:

C/ Arquitecto Morell 19, 1ºB - (03003) Alicante
Tl: 649 514 427